Sí, puede que en las próximas entradas penséis que me he vuelto definitivamente loco, pero sí, hoy os traigo un reportaje de exteriores en la playa de estas vacaciones. Es lo que tiene, tener tiempo para actualizar esto un poco…

Pero es un reportaje especial, fuera de lo normal por aquí. Principalmente porque lo hice estando de vacaciones y los protagonistas son mis dos enanos.

La verdad es que todo ocurrió de una manera muy «normal». Estábamos en la playa a última hora y saqué la cámara. En seguida los dos se pusieron delante de la cámara a hacer poses y a proponerme fotos. La combinación de niños y arena de la playa dejó de asustar a mi cámara hace tiempo, pero la verdad es que aún hay cierta tensión… Aunque esa luz dorada del atardecer compensa el riesgo!

Pasamos un rato estupendo y nos trajimos unas fotos rechulonas, que os dejo por aquí… Aunque seguro que alguna la habréis visto en INSTAGRAM o FACEBOOK

No sé si la playa nos pillará demasiado lejos, pero seguro que podemos hacer un reportaje (algo más abrigadito) cerca de donde vives, así que venga ESCRÍBEME

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.