La verdad es que la idea me rondaba la cabeza desde hace tiempo… ¿por qué no unir las dos facetas que más me molan? Los que me conocéis sabéis que casi cada vez que no tengo una cámara en las manos, soy profe. Tanto la enseñanza como la fotografía me apasionan, y tratar con gente y ayudarles a perder el miedo a esos carísimos pisapapeles que tienen en casa me parece un reto fenomenal.

Pues hace unas semanas, después de entregar unas fotos, me ha surgido la posibilidad de montar el primer curso experimental de iniciación a la fotografía. La idea es hacer unas sesiones muy sencillas y principalmente prácticas. No hace falta saber ni dónde se enciende vuestra cámara, sólo son necesarios dos requisitos: Traer una cámara que permita controles manuales y tener unas ganas locas de hacer fotos y fotos y fotos y fotos. Partiremos desde cero. Sí, sí, cero absoluto. Si no sabes nada, este es tu curso! Y si ya has ido a cursos y se te olvida lo que te cuentan, también es tu curso. Haremos millones de fotos y pasaremos ratitos divertidos.

Al finalizar (si es que algún día conseguimos – todos – terminar de aprender…) manejarás tu cámara a las mil maravillas, le perderás el miedo a disparar en otro modo que no sea automático, te enseñaré a manejar un poco, el software de edición de fotos y daremos algunas pinceladas a la composición.

El grupo va a ser muy reducido. Me queda una sola plaza, así que ya sabes:VUELA! Si quieres más información, te toca escribir y preguntar: contacto@borjafrailefotos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *