¿Hacemos unas fotos de tu bebé? Los bebés cambian cada minuto, incluso cada segundo. ¿Por qué no conservar unas imágenes para siempre? Os aseguro que las noches sin dormir y los pañales, los biberones, los purés… todo eso se olvida. Sé que no se os va a olvidar la cara de vuestro bebé (ni siquiera a mi me ha pasado…) pero es una sensación estupenda repasar viejas fotos de cuando era recién nacido y ver su cara, sus manos, los pies… ¡crecen tanto y tan deprisa!
Lo ideal es hacer las fotos en los 15 primeros días, siempre que tanto la madre como el bebé estén bien  y tengan ganas. (Lo siento padres: es mejor que entendáis cuanto antes que ya no pintamos nada…) Son sesiones largas y dejan menos fotos que otro tipo de sesiones, pero pasamos un rato agradable y tenemos un recuerdo precioso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.