Pues lo creáis o no, en cuanto descolguemos las calabazas y las arañas y nos hayamos hartado de buñuelos de viento y huesos de santo, nos pondremos a pensar en las bolas del árbol, el Belén y tooooodos los encargos que hacerles a Sus Majestades de Oriente (o, en algunos casos, al impostor  ese que va vestido de rojo….) Y entonces, en ese justo momento, os gustará tener preparadas unas felicitaciones de Navidad diferentes para enviar a los familiares y amigos. Eso, justo eso, es lo que os propongo hoy. Además os animo a que las imprimáis y dediquéis un par de minutos a ponerles unas letras con un rotulador chulo. ¿Es que a vosotros no os hace ilusión recibir tarjetitas en Navidad? A mí, mucha. Ya el año pasado decidí que me tocaba corresponder e hice la mía propia (y la de algunos más) y este año me propongo hacer las tuyas también. Os dejo aquí algunos ejemplos de las que he hecho los últimos años, pero para este año tengo algunas ideas que pueden estar muy chulas… Si me traes tú la idea, me pongo con ella!! Y si no tienes claro dónde imprimirlo ¡yo te ayudo! Vamos, que te lo estoy poniendo más fácil que la tabla del 2!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.