La semana pasada estuve junto a Chiky y Javi para hacerles unas fotos de su embarazo. La verdad es que la sesión fue brutal, no sólo porque entre amigos la cosa es más fácil, si no porque me encontré un par de modelos súper gansos y con mucho, pero mucho, oficio. Además, y para guinda, son guapos los malditos! Sólo hay un pero en toda esta historia… me ha costado horrores seleccionar las fotos: me gustaban absolutamente todas. Tanto me gustaron, que llegué a seleccionar una completamente quemada que, en blanco y negro, tenía su puntito…

Además hoy me he encontrado con esta referencia en el blog de Chiky. Un blog que, por cierto, mola mucho… y no sólo porque hablen bien de un servidor! En fin chicos sólo puedo daros las gracias por dejarme formar parte de vuestra historia aunque sea sólo un ratito, pero dejando un recuerdo para siempre.

¿Y tú? ¿A qué estás esperando para llamarme y hacernos una sesión de fotos?

 

Seguimos disparando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.